Tel. 932 682 964

Nuestra opinión ; PLAN PARA LA PROTECCIÓN DE LA SALUD FRENTE A LAS PSEUDOTERAPIAS”

Desde la Sociedad de Acupuntores de Catalunya- Asociación de Acupuntores de España (SAC-AAE) , en respuesta a esta consulta pública, previa al “PLAN PARA LA PROTECCIÓN DE LA SALUD FRENTE A LAS PSEUDOTERAPIAS” presentado conjuntamente por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y el Ministerio de Ciencia Innovación y Universidades, quere

mos remarcar algunas consideraciones.

Leyendo con detenimiento el “PLAN PARA LA PROTECCIÓN DE LA SALUD FRENTE A LAS PSEUDOTERAPIAS” se deduce claramente que, para la elaboración de este, solo se ha tenido en cuenta a una serie de organizaciones, todas ellas manifiestamente contrarias a la medicina holística y a todo lo que no sea la medicina alopática. Dichas organizaciones, cuyos miembros se arrogan el carácter de “científicos”, incumplen todas ellas el más elemental principio de todo i

nvestigador, que es el de conocer en profundidad el “estado de la cuestión” que se investiga, como trabajo previo a plantear las hipótesis que la investigación habrá de corroborar o no.

 

Manifestamos rotundamente que la Acupuntura (y la Medicina China) NO es una pseudociencia. La Acupuntura (y la Medicina China) SI dispone de evidencia científica que avale su eficacia y seguridad.

 

Acogiéndonos a la oportunidad que el propio documento del Plan nos brinda, NOS OFRECEMOS DESDE ESTE MISMO MOMENTO A COLABORAR CON CUANTOS ORGANISMOS SEA NECESARIO, CON EL FIN DE ANALIZAR LA ACUPUNTURA (Y LA MEDICINA CHINA) BAJO LOS PRINCIPIOS DEL CONOCIMIENTO Y LA EVIDENCIA CIENTÍFICA.

 

Les recordamos, que, quien inició todo este proceso y popularizó el

término despectivo “pseudoterapias” fue el Grupo Parlamentario Ciudadanos, en la presentación de una Proposición No de Ley (PNL) relativa a la mejora de la protección de los pacientes afectados por la pseudociencia. Quiero recordarles que el Sr. Francisco Igea, en su defensa de la PNL, en la Comisión de Sanidad EXCLUYÓ, específicamente la Acupuntura del término pseudoterapia.

 

Desde siempre hemos defendido, y lo seguimos haciendo, que la falta de regulación de los estudios de la Acupuntura y la Medicina Tradicional China, permite que entren en el mismo saco los buenos profesionales y los charlatanes, perjudicando, estos últimos, a los primeros y a la ciudadanía en general. También sabemos que existe un sector de autodenominados “escépticos”  que son, los que se explicita que han colaborado en la elaboración del Plan que nos ocupa, que encuentran su minuto de gloria en la negación de la evidencia científica de todo lo que suene a Terapias Naturales, promoviendo, una especie de caza de brujas, en contra de todo lo que sea diferente de la “medicina alopática oficial”, occidental, ignorando las recomendaciones de la OMS  en cuanto a las Medicinas Tradicionales y Complementarias.

 

Hace años que, desde nuestra asociación venimos denunciando, la falta de regulación de las Terapias Naturales es la base del problema.

Estamos de acuerdo en que se persiga el fraude y la charlatanería. En lo que no estamos de acuerdo es en que, con esta excusa, se fomente la persecución de los buenos profesionales de Acupuntura y MTC, acusándolos de pseudoterapeutas, sin un análisis serio de la evidencia científica que las sustenta, como se ha hecho en otros países de nuestro entorno, manteniendo sin regular los estudios de  un sector que aporta beneficios indudables al bienestar de los ciudadanos, con una profesión claramente regulada, con epígrafe propio (841) que contribuye con sus impuestos a las arcas del Estado.

 

Desde nuestra asociación de profesionales de la Medicina Tradicional China y Acupuntura, demandamos que, a la hora de realizar las Acciones correspondientes en el “PLAN PARA LA PROTECCIÓN DE LA SALUD FRENTE A LAS PSEUDOTERAPIAS”, se cuente con la colaboración de instituciones expertas en la materia, como la nuestra, que lleva más de 30 años reclamando una regulación de estudios, precisamente para evitar las malas praxis.

 

Exigimos que, mientras se está en el proceso de realización de las Acciones correspondientes indicadas en el “PLAN PARA LA PROTECCIÓN DE LA SALUD FRENTE A LAS PSEUDOTERAPIAS”, se deje de perseguir, por parte de la Inspección de Sanidad de las Comunidades Autónomas, a los profesionales de la Acupuntura y la Medicina China, para facilitar el proceso de colaboración.

 

Consideramos que, al igual que han hecho otros países de nuestro entorno y están en proceso otros, la solución correcta y alternativa a lo que se plantea es la regulación de los estudios de las Terapias Naturales en general y de la Acupuntura (y Medicina China) en particular.