Tel. 932 682 964

ALTO Y CLARO

ALTO Y CLARO

Como muy bien sabréis, el pasado jueves 28 de Enero saltó la  noticia del proyecto de creación de un Hospital de Medicina Tradicional China en Barcelona, dotado de una inversión inicial de 80 millones de euros, así como la creación de un máster universitario en Medicina China y exclusivo para médicos, dentro del marco de la UB. De esta noticia se hicieron eco la mayoría de periódicos nacionales y digitales.

 

En un primer momento decidimos actuar con cautela y analizar de forma detallada y  exacta en qué consistía el proyecto, quien lo impulsaba y a quien iba dirigido.

 

Después de realizar este proceso de análisis,  podemos ofreceros un resumen de los hechos constatados y de nuestra opinión al respecto.

 

En primer lugar, es un hecho objetivo,  que el proyecto fue presentado en  el Aula Magna de la Facultad de Medicina y asistieron al mismo representantes de la Universidad de Barcelona, del hospital Clínic y del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer, así como representantes de la Sección de médicos acupuntores del COMB y miembros de la Fundación Europea de Medicina Tradicional China.

 

En cuanto a la creación del primer Hospital de MTC en Europa,  sabemos que sería creado con capital privado y que los impulsores del proyecto son el Departamento de Empresa y Conocimiento de la Generalitat de Catalunya y un consorcio privado de empresas chinas respaldadas por el Ayuntamiento de Pequín, si bien no hay noticias acerca de dónde se ubicaría, quien cedería los terrenos y quiénes serían los inversores.

 

Hasta aquí la primera parte de la noticia, la cual no es de nuestro agrado,  ya que  el hecho de que sea un hospital médico y en consecuencia sólo puedan trabajar licenciados en medicina no nos favorece en absoluto.  Por otra parte, el hecho de que la construcción de este Hospital esté en la primera fase de negociaciones, nos permite pensar que no es un proyecto inminente y que depende de muchos factores económicos los cuales pueden hacer peligrar  la realidad del mismo.

 

En nuestra opinión, la aportación económica al proyecto es elevadísima y sabemos por experiencia que no siempre cuajan las inversiones millonarias anunciadas en prensa.

 

Dicho esto,  pasamos a analizar la segunda parte de la noticia, que tampoco nos agrada en absoluto,  ya que, consiste en el lanzamiento de un  Máster oficial de medicina China exclusiva para médicos y que será impartido en colaboración entre la Universidad de Barcelona, la  Universidad  Pompeu Fabra y la Universidad de Medicina Tradicional China de Pekín.

 

Desde la SAC no entendemos cómo puede ayudar la creación de este Máster a avanzar en la actualización de la regulación de la MTC en España, ya que dicha regulación sólo puede suceder a partir de la creación de una formación reglada de grado Universitario  de Medicina Tradicional China y posteriormente con la creación del marco jurídico legal donde poder trabajar los alumnos de esta formación reglada y las correspondientes convalidaciones de los profesionales en activo.

 

Siempre hemos defendido esta hoja de ruta, es decir, la creación de una formación reglada nueva, que recoja el plan de estudios de las universidades Europeas donde ya está regulada la formación en MTC y que ésta  sea aprobada por el Ministerio de Educación y publicada en el BOE.

 

Es el único camino para nosotros.

La creación de éste  Máster exclusivo para médicos, no es más que una formación adicional a su Plan de Estudios reglados,  y no vemos en que puede ayudar a nuestras reclamaciones legítimas.

 

Mientras nuestro colectivo no esté unido, nuestras escuelas sigan enfrentadas, defendiendo cada una de ellas “su formación particular” como la única y válida, y mientras  nuestros profesionales sigan acomodados en esta situación de inexistencia de marco legal, nuestros derechos como profesionales pierden fuerza cada día que pasa.

 

Mientras nosotros estamos quietos, los colectivos sanitarios avanzan y cada día la distancia es más amplia.

 

La única regulación en Terapias Naturales que existe en España es para los profesionales sanitarios que las ejercen, todo el resto de profesionales que trabajamos diariamente en este sector, no tenemos regulación ni en nuestra formación,  ni en nuestro status profesional.

 

Además, sabemos que este Máster puede dar alas a los colectivos médicos y que finalmente planteen al Ministerio de Educación que no es necesario aprobar una formación reglada en MTC puesto que ya existe su máster. De hecho fue la estrategia  que utilizaron los colegios de Fisioterapeutas al defender que sólo ellos pueden ser osteópatas, ya que tienen creado un máster en esta disciplina.

 

La presentación del nuevo proyecto, ha hecho un flaco favor a nuestros intereses,  ya que, aunque se defienda  la noticia como positiva en tanto en cuanto  el proyecto servirá para que la Medicina Tradicional China sea más reconocida en nuestro país y con ello favorecer una posible regulación, también es cierto que son colectivos sanitarios quienes lideran el proyecto y no NOSOTROS que somos los profesionales que hemos estudiado esta disciplina durante tantos años y que trabajamos diariamente en nuestros centros.

 

El liderazgo en la petición de que el Estado (entendiendo como tal al Ministerio de Educación, el Ministerio de Trabajo y el  Ministerio de Sanidad) no debe ser exclusivo de ningún colectivo, sino que debería ser un frente común de todas las asociaciones de terapeutas, ya que cualquier futurible regulación del sector nos afectará a todos por igual. Ganamos o perdemos todos.

 

Desde la SAC, deciros que no creemos en la ambigüedad manifestada por algunos miembros del sector. Debemos ser firmes en defender nuestro proyecto de legalidad y descartar potenciar actos con fines lucrativos que a largo plazo pueden ser perjudiciales para nosotros.

 

Es cierto que la actual coyuntura política nos impide actuar de inmediato. No sabemos quién gobernará y como serán distribuidos los  Ministerios,  pero lo que sí sabemos es que no podemos esperar cuatro años más y que tan pronto se resuelvan las dudas debemos  empezar a trabajar de inmediato, como siempre hemos hecho desde 1981.

 

La defensa de nuestra profesión, de nuestra formación y de nuestra manera de trabajar es lo único que nos debe importar. Es el momento de dar un paso al frente todos unidos.

 

Podéis tener la plena confianza que la SAC defenderá de forma imparcial los intereses de todos nuestros asociados, sea  cual sea la escuela en la cual se han formado y teniendo como único objetivo la creación de una formación reglada propia y un marco legal donde puedan incorporarse los profesionales actualmente en activo con las plenas garantías  jurídicas y sin la pérdida de los derechos que tenemos adquiridos.

 

Gracias por la confianza que nos depositáis cada día.

 

JUNTA DIRECTIVA

SAC-AAE